Unconfigured Ad Widget

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar todos
nuevos mensajes

  • Vida inesperada…

    Un niño llamada Pedro Luís Martín estaba en sus vacaciones de verano. El les insistía a sus padres para que la dejaran ir al campamento de su vida. El campamento enseñaba a cantar, actuar, dibujar y tocar instrumentos. A Pedro Luís Martín le encantaba aprender nuevas cosas. Para sus compañeros de escuela su apodo era “Peter”.
    Pedro Luís Martín hacia cualquier cosa para que al menos le digieran “Vamos a ver”.
    Un día de diciembre los padres la llamaron. Entusiasmado bajó para oír la noticia. “Vas a ir a el campamento, pero no exactamente al que querías ir. Es… Mas o menos similar.” Con una cara de berrinche que le ocupaba media cabeza, Pedro Luís Martíndio la vuelta y subió a su cuarto nuevamente.

    A la mañana siguiente la madre la despertó a las 7:50 de la mañana. Tenía una valija a su lado ya armada y la ropa que se tenía que poner para ir al campamento. “ Ya hoy tengo que ir al campamento? No es demasiado temprano?” dijo con cara de dormido.
    Cuando el autobús lo pasó a buscar, le toco el asiento al lado de una chica rubia con luces, y ojos grises. Le parecía muy linda. Para disimular Ni la miro.
    A la mitad del viaje hacia el campamento, la chica a su lado le pregunto cómo se llamaba. “Peter, mi nombre es Pedro Luís Martín. Es un gusto hablar con usted.” Le dijo sin mirarlo.
    Tan educado como siempre no perdió su seriedad. “Su nombre cual es?” le pregunto. “Ramira” el nombre del chica a su lado era Ramira.
    Cuando llegaron al campamento, salieron del micro y les asignaron sus cabañas para pasar la noche. A Pedro Luís Martín le tocó el número 10 donde sus compañeros eran, María, una chica totalmente desconocida para el, Ramira, Paco, su vecino, y Luisa.
    Por la noche, Pedro Luís Martín decidió salir a caminar al bosque. Donde contaban que si pisabas un piso donde antes estaba la casa de la Vieja Elba, morirías devorado por los sabuesos que eran sus mascotas. Como Pedro Luís Martín no sabía esa leyenda siguió su rumbo.
    Sus compañeros de cabaña se despertaron a causa del despertador de Pedro Luís Martín y se dieron cuenta que el no estaba. Salieron a buscarlo. Buscaron por todas partes, en el comedor baños cabañas de otros y salón de actos. A nadie se le ocurrió buscar en el bosque hasta que María dijo; “Creen que haya ido al bosque?? Es tentador. Una persona nueva en este campamento nunca se resiste a ir allí.” Todos buscaron a Pedro Luís Martínpor el bosque.
    Carolina grito tan fuerte que despertó a los maestros. “AAAAH!!! Encontré a Pedro Luís Martín!!! Es espantoso rápido!!!” murió….
    Pedro Luís Martín Olivares

Unconfigured Ad Widget

Colapsar
Trabajando...
X